Wednesday, February 07, 2007

Euskadi: la Izquierda Abertzale propone

Me parece muy interesante la propuesta realizada en el día de hoy por la Izquierda Abertzale, a través de Batasuna.
Creo que insistir en buscar soluciones políticas al llamado "conflicto Vasco" es una posición sumamente positiva, comparto con ustedes el documento completo hecho público en este día.

1.- Al hilo de lo ya manifestado en anteriores comparecencias, la persistencia de una estrategia de acoso judicial y policial contra la Izquierda Abertzale, así como la falta de compromisos claros por parte de algunos agentes políticos de nuestro país para alcanzar una aproximación suficiente sobre los contenidos políticos a recoger en la agenda del diálogo multilateral, siguen siendo a día de hoy los factores principales que generan la actual situación de bloqueo por la que atraviesa el proceso.

2.- Independientemente de los obstáculos evidentes que existen para la puesta en marcha de un proceso de diálogo político multilateral, la Izquierda Abertzale quiere manifestar una vez más, que por encima de los mismos se debe acreditar la suficiente voluntad y la necesaria ambición histórica para sentarse a dialogar y alcanzar un acuerdo político resolutivo que de paso a un nuevo escenario en Euskal Herria.

Sólo desde el diálogo y el acuerdo sobre el recorrido y contenidos del proceso de negociación es posible superar todas las dificultades en el desarrollo del proceso democrático.


3.- El objetivo del proceso de diálogo político que se plantea, debe de manera serena y profunda abordar sin más dilaciones un debate positivo y constructivo en torno a las dos grandes cuestiones que han alimentado y alimentan permanentemente el conflicto político: el derecho a decidir del Pueblo Vasco y la articulación territorial del mismo.

Es por ello, al objeto de plantear una dinámica honesta y lo más transparente posible, que ésta Comisión Negociadora quiere transmitir al conjunto de la opinión pública tanto de Euskal Herria como del Estado español cuales son sus posiciones y propuestas para resolver los dos grandes nudos que alimentan el conflicto político de manera permanente.

3.1.- En cuanto al debate sobre la vertebración territorial, la historia demuestra que cada vez que se ha abierto un nuevo ciclo político o una oportunidad para el cambio, la cuestión territorial ha estado encima de la mesa de debate y negociación. Así lo atestiguan, sólo por citar los hechos más relevantes de las últimas décadas: la redacción del Estatuto del año 1931, el debate dado en la fase denominada “transición democrática” a finales de la década de los 70, el proceso de negociación política de Argel o el proceso de Lizarra-Garazi. Pero cada vez que se ha abierto el debate, cada vez que se ha vislumbrado la posibilidad de resolverlo desde la decisión democrática de la ciudadanía, la partición territorial ha sido impuesta mediante mecanismos de coacción y violencia.

3.2.- En cuanto al derecho a decidir del Pueblo Vasco, es indudable que refleja hoy el sentir ampliamente mayoritario de nuestra sociedad. Poder decidir sin más límite que el propio de la voluntad popular es un ejercicio de naturaleza democrática. Es, además, la única posibilidad de construir unas reglas de juego con las que toda la ciudadanía esté en igualdad de condiciones. Construir unas reglas de juego que permitan la materialización de todos los proyectos políticos, significa ensanchar los límites de la democracia y la libertad.

4.- Asimismo, esta Comisión Negociadora quiere dar a conocer las posiciones que la Izquierda Abertzale considera como suficientes para resolver estos dos grandes nudos, superando así el conflicto político en el Estado español:

Desde nuestro punto de vista, el diálogo político multilateral y resolutivo debe alcanzar:

Un Acuerdo Político que partiendo de la actual realidad política e institucional (que no es consecuencia de la voluntad democrática de la ciudadanía), dé lugar a un nuevo marco político (en las condiciones y plazos que acordemos) para los territorios de Araba, Bizkaia, Gipuzkoa y Nafarroa Garaia.

Este marco político:

Se constituiría en términos jurídicos como Autonomía Política.

Depositaría en la ciudadanía de los cuatro territorios la capacidad de decidir libremente su futuro político e institucional, quedando así garantizado que todos los proyectos políticos (incluido el independentista), puedan ser no sólo defendidos sino materializados, si ese es el deseo mayoritario de la ciudadanía expresado en términos pacíficos y democráticos.

La elaboración y concreción de este marco político se plantearía y realizaría siguiendo estos criterios:

Rechazando los viejos esquemas anexionistas, integracionistas o particionistas, y planteando la relación de los territorios vasco-navarros en términos de respeto y suma de voluntades democráticas.

Necesitando obligatoriamente para su entrada en vigor de la aprobación mayoritaria de la ciudadanía tanto de la Comunidad Autónoma Vasca como de la Comunidad Foral de Navarra.

Reiteramos nuestro llamamiento al conjunto de fuerzas políticas en Euskal Herria para habilitar con urgencia y sin más dilaciones una dinámica de conversaciones políticas sin exclusiones, que sobre bases sólidas garantice la puesta en marcha del proceso de soluciones democráticas para Euskal Herria.

Euskal Herria, Febrero de 2007

4 comments:

Hontza said...

La izquierda abertzale una vez más se equivoca: el principal obstáculo en el proceso siempre ha sido y sigue siendo ETA, a la que ni se nombra en todo el documento.

Hasta que no pidan en serio la desaparición de ETA no tienen credibilidad alguna en el conjunto de la sociedad vasca, ese es su gran reto.

euskir said...

Yo creo que ETA es una parte del conflicto, sería muy tonto al negarlo, pero valoro el hecho de proponer el diálogo, algo que intenta la Izquierda Abertzale, en este caso a través de Batasuna.
Por otro lado también pienso que dar a ETA tanta importancia, implica reconocer su peso, inclusive más allá de su precaria fortaleza en la actualidad.
Además, si esta propuesta es similar, o está incorporada, dentro del "Plan Ibarretxe", mejor aún. Siempre creo positivo acercar posiciones, no alejarlas.
En cuanto a una condena específica al accionar de ETA, creo que a veces se busca la quinta pata al gato, pues desde la "Declaración de Anoeta", admitiendo que la única salida es el diálogo, se está dando a ETA muy poco espacio, o al menos se le está condicionando.

Hontza said...

El problema es que mientras ETA hable, el diálogo entre los partidos es imposible. Así lo han reconocido ya destacados dirigentes de la Izquierda Abertzale, como el secretario general de LAB

euskir said...

Bueno, lo último que escuché de boca de ETA no fueron palabras, por lo tanto sigo rescatando a los sectores de la Izquierda Abertzale que quieren hablar de verdad. Algo que será difícil cuando José Luis Rodríguez Zapatero, y su gobierno, se empeñan en defender la llamada "Ley de partidos", en realidad un acuerdo, siniestro desde mi punto de vista, entre dos partidos políticos.
Creo que fortaleciendo a los sectores que quieren dialogar, sinceramente, tendiendo la mano, ETA irá perdiendo voz.
Pero hay muchos pasos que dar, y ni siquiera estoy hablando de autodeterminación, acercamiento de presos por ejemplo, creo que hay muchas formas de desactivar el "conflicto vasco", sin necesidad de hablar con ETA, o esperar que ETA hablé, con palabras o sin ellas.