Sunday, August 26, 2007

Estoy escuchando: Nicolás Chientaroli Trío - La música está prohibida / I'm listening: Nicolás Chientaroli Trio - The music it's forbidden

No quiero sonar demasiado atrevido, llamando a esta nueva sección del blog "una idea", pero...
Estoy escuchando música todo el tiempo, no existe un sólo día sin música, alguna nueva, alguna del pasado, principalmente buena, creo yo, y quiero compartir esta experiencia auditiva con todos ustedes.
No voy a publicar estos comentarios en un día en especial, pero trataré de mantener un buen ritmo.
Y la primera "víctima" es...

Nicolás Chientaroli Trío - La música está prohibida (2007).

La escena del jazz en Argentina está viviendo un extraño proceso, especialmente después de la gran explosión de hace algunos años, ahora existe una crisis, ustedes saben, es Argentina.
Algunos aspectos de esta situación, los "buenos" diría, son que estamos disfrutando música de un gran número de excelentes artistas, claramente, el Nicolás Chientaroli Trío está entre ellos.
El material incluido en el álbum no es el habitual para la grabación de un trío, desde mi punto de vista eso es algo bueno, y el único "standard" es la maravillosa composición de Ornette Coleman "Law years".
El pianista Nicolás Chientaroli posee un gran talento, el puede desarrollar un ritmo rápido, el que está en la pieza que abre, "Vivo", no solo por supuesto, con la gran ayuda de Carlos Alvarez en contrabajo y Hernán Rodríguez en batería, y en la misma grabación, la sutil balada "Nocturna", fluyendo bellamente a través de las manos del Trío.
Las otras composiciones son material interesante de un músico que debemos escuchar, y sus socios en el proyecto están profundamente involucrados en la música que ejecutan. Una nota especial sobre la hipnótica y potente última pieza, "El Hombre Lechuza".
Espero puedan encontrarlo allí fuera, se que no es una tarea fácil, la buena música es más difícil de encontrar día tras día, desconozco el motivo, bueno, no, no soy un mentiroso, lo se...


I don't want to sound too bold, calling this new section from the blog "an idea", but...
I'm listening music all the time, there's not a single day without music, some new, some from the past, mainly good, I think, and I want to share this listening experience with all of you.
I'm not going to publish these comments on a particular day, but I'll try to keep a good rhythm.
And the first "victim" is...

Nicolás Chientaroli Trio - La música está prohibida (The music it's forbidden) (2007).

The jazz scene in Argentina it's living a strange process, specially after the big explosion from some years ago, now there's a crisis, you know, is Argentina.
Some aspects from this situation, the "good ones" I would say, are that we're enjoying music from a great number of excellent artists, clearly, the Nicolás Chientaroli Trio it's among them.
The material included in the album is not the usual for a trio recording, from my point of view that's a good thing, and the only "standard" is the wonderful Ornette Coleman's composition "Law years".
The pianist Nicolás Chientaroli has a wide talent, he can develop a fast rhythm, like the one in the opening piece, "Vivo" ("Alive"), not alone of course, with the great help from Carlos Alvarez on acoustic bass and Hernán Rodríguez on drums, and in the same recording, the subtle ballad "Nocturna" ("Nocturnal"), flowing beautifully through the Trio's hands.
The other compositions are interesting material from a musician we must listen, and his partners in the project are deeply involved in the music played. A special note about the hypnotic and powerful last piece, "El Hombre Lechuza" ("The Owl Man").
I hope you can find it out there, I know this is not an easy task, good music is day after day harder to find, I don't know why, well, no, I'm not a liar, I know...


Nicolás Chientaroli Trío - La música está prohibida (The music it's forbidden) (2007).

Nicolás Chientaroli: piano y composición (piano and composition).
Carlos Alvarez: contrabajo (acoustic bass).
Hernán Rodríguez: batería (drums).

1. Vivo (Alive) (4:40)
2. Rompecabezas (Puzzle) (9:10)
3. La música está prohibida (The music it's forbidden) (9:18)
4. Law years (*) (10:41)
5. Dinastía Ming (Ming Dinasty) (7:36)
6. Nocturna (Nocturnal) (13:28)
7. El Hombre Lechuza (The Owl Man) (6:59)

Todos los temas compuestos por / All themes composed by Nicolás Chientaroli, excepto / except (*) Ornette Coleman.

Grabado y mezclado en el mes de diciembre de 2006 por / Recorded and mixed on december 2006 by Luis Bacqué en / at Mandarina Música.

Master: abril / april 2007 en / at Steps Ahead Sound, por / by Luis Bacqué y Gustavo Fourcade.

Arte de tapa / Art cover: Tempe.


Agradecimiento especial a Enrique Norris por el "préstamo musical" / Special thanks to Enrique Norris for the "musical loan".

4 comments:

Berenice Corti said...

Federico:
sería interesante que empecemos a hablar de esa crisis, qué es lo que está pasando, qué es lo que ves vos. Particularmente creo que se trata de un problema cultural, pero me encantaría que lo pudiéramos discutir. Abrazo.

euskir said...

Yo, simplificando, dividiría el asunto en dos partes, por un lado el aspecto cultural, este incluiría tanto a clubes (teatros, bares, espacios culturales, utilizo la palabra "clubes" para facilitar el mensaje...) como a músicos, el otro aspecto sería el económico.
Y no creo que ambos puntos se crucen, lo cultural y lo económico, pues creo que aún teniendo dinero de sobra "inyectado" en el circuito cultural, persistirían ciertas posiciones que no tienen relación con el dinero.
Claro que es complejo el aspecto cultural, pues no sólo tiene que ver con lo que puedan generar los "actores culturales" en este proceso, sino con la carencia de una política cultural en donde insertarse, personalmente creo que no hay desarrollo cultural individual sin políticas culturales de Estado. Y ahí va, la primera piedra.

Berenice said...

De acuerdo con lo que decís de las políticas culturales. Al día de hoy la cultura desde lo público es un total descalabro, ya veremos qué pasa con el cambio de gobierno pero no tengo muchas esperanzas. Pero me parece que hay más cosas que trascienden ésto, como una cierta falta de objetivos artísticos en la actividad. Por ahí es una mera impresión mía.

euskir said...

Ahora subdivido el tema cultural, entre artistas y espacios.
Creo que más allá de las políticas de Estado en el ámbito cultural, tampoco se puede esperar que estas aparezcan mágicamente, y si uno no fuerza y lucha por abrirles camino, al menos pensar en que proyectos se pueden generar para ocupar ese espacio, no es fácil, de ninguna manera, pero tampoco imposible.
Es que si no, se corre el riesgo de esperar eternamente al gobierno que ponga en práctica ese andamiaje, y eso, sinceramente, puede no ocurrir nunca.
Yo conozco artistas que tratan, sin esperar nada de afuera, de abrirse camino, lo mismo con algunos espacios para difundir el arte, tanto aquí como en el extranjero.
Hay cierta "universalización" (vaya invento de palabra, para no utilizar "globalización" que no tiene ni por lejos el mismo significado que estoy buscando) en la crisis del arte, por supuesto a países como la Argentina la golpea mucho más duramente, pero si hablamos de expresiones artísticas alternativas, el jazz es una de ellas, aquí, allí y en todas partes, así como otros estilos musicales que por defender su libertad no encuentran como salir adelante, sufren de igual forma en Suecia o en Perú, repito, salvando muy pequeñas diferencias, apoyos privados, subsidios, alguna que otra política de Estado.
A fin de cuentas, el camino, cuando no hay dinero, es aportar ideas, y claro, ver como los diferentes proyectos se convierten en económicamente
viables, lo que no significa en convertirse en millonarios produciéndolos, simplemente en afinar los lápices para no vivir en la pobreza por ser artista, o por disponer de un espacio para la difusión del arte.